Inacer: seis regiones del país están en “recesión” al primer semestre

Inacer: seis regiones del país están en “recesión” al primer semestre

En las Cuentas Nacionales del Banco Central se confirmó un crecimiento de 0,5% para los seis primeros meses. Peor registro es del Biobío, que lleva un año de caídas. Indicador promedió alza de 0,7% el segundo trimestre.

(Autor: Pablo Guarda V. La Tercera.com).- La Región del Biobío es la que acumula el período más largo de contracción, con cuatro trimestres consecutivos.

Un magro panorama económico regional fue el que develó el Indice de Actividad Económica Regional (Inacer) del segundo trimestre, dado a conocer este viernes por el INE. Esto, luego de que de las 14 regiones que componen la medición (se excluye la Región Metropolitana), nueve anotaron cifras negativas en el período, un registro no observado desde la crisis financiera internacional. Además, el promedio de retroceso de -0,7% de todas las regiones entre abril y junio de 2017 implicó la tercera contracción consecutiva de la actividad en términos trimestrales.

Pero a nivel individual hay territorios que han sufrido económicamente más que otros. En particular, destaca la situación del Biobío, que tras retroceder 0,7% el segundo trimestre acumula cuatro períodos consecutivos con cifras negativas, mientras que el Maule suma tres bajas, tras caer 5,1%. En tanto, las regiones de Atacama (-4,2%), Antofagasta(-3,9%), O’Higgins (-1,1%) y La Araucanía (-0,2%), suman dos trimestres seguidos a la baja.

Así, serían seis las regiones que se encuentran en “recesión”, esto es, que acumulan al menos dos trimestres consecutivos de contracción, según la medición usada en la mayoría del mundo desarrollado.

Alejandro Fernández, economista de Gemines, remarcó que “indudablemente se puede hablar de recesión, considerando este criterio de dos trimestres consecutivos de caída”, agregando que “ello es particularmente claro en Antofagasta, Atacama, Maule y Biobío, donde se acumulan tres o cuatro trimestres, o las bajas son realmente muy considerables”.

Coincidió Guillermo Pattillo, economista de la Usach, señaló que “observando la estructura de producción de las regiones, algunas han enfrenado lo que se podría llamar una recesión regional, con dos caídas trimestrales”.

Respecto al Inacer, Hermann González, economista principal de BBVA Research, enfatizó que pese a que el país anotó un alza de 0,5% el primer semestre del año, “cuando uno mira la realidad por regiones, hay varias que están con contracciones de la actividad acumuladas los primeros seis meses”. Con esto, remarcó que el “0,5% ya es malo, pero más encima oculta realidades mucho peores en algunas regiones, sobre todo en el norte y la zona centro sur”.

De hecho, al primer semestre son 10 regiones las que registran caídas, destacando la baja de 7,8% de Antofagasta, y el -5,3% de Atacama.

Mayores caídas y alzas

En ese sentido, el INE reveló que Tarapacá sufrió la mayor contracción el segundo trimestre (-7,4%), siendo su peor desempeño desde julio-septiembre de 2014 (-10,5%). De acuerdo al INE, esto se dio principalmente por la menor actividad del sector minería, “siendo el producto cobre el más incidente, a raíz de mantenciones realizadas en una importante faena regional”. Además, la construcción también arrastró a la baja el indicador en Tarapacá, fundamentalmente por la contracción del subsector edificación habitacional.

En el caso del Maule -la segunda mayor caída en el país- fue el sector Electricidad, Gas y Agua (EGA) el que tuvo la principal incidencia negativa, asociado a una menor generación hidroeléctrica. La actividad silvoagropecuaria y la industria manufacturera también incidieron negativamente.

Al contrario, la Región de Los Lagos lideró el crecimiento en el país con un alza de 7,2%, con lo que terminó con la hegemonía que mantenía Magallanes desde el segundo trimestre de 2016. De hecho, Los Lagos terminó con este dato su propia racha negativa, la que se venía dando consecutivamente los últimos cuatro trimestres.

Según informó el INE, el incremento de la actividad en la región se vio en todos los sectores -lo que solo ocurrió en este territorio-, pero estuvo especialmente impulsado por la industria fabril (sobre todo en productos lácteos), relacionado con la baja base de comparación. Además, el sector EGA tuvo una incidencia positiva explicada por una mayor generación hidroeléctrica, asociada a mayores precipitaciones en relación con el mismo trimestre del año anterior.

El segundo mayor crecimiento se dio en Magallanes (6,8%) con lo que acumuló un alza acumulada en el primer semestre de 8,5%. En este caso, la industria manufacturera también impulsó la actividad, “destacando la mayor producción en los subsectores industria pesquera y elaboración de combustibles”, según explicó el INE, agregando que el segundo sector que más aportó al alza regional fue la pesca, dado el incremento de la actividad en el subsector centros de cultivo.

About The Author
Unidad de Comunicaciones

About The Author

Articulos Relacionados