Profesionales de Piensa O’Higgins visitaron Escuela Agrícola San Vicente de Paul

Profesionales de Piensa O’Higgins visitaron Escuela Agrícola San Vicente de Paul

El objetivo fue conocer el programa de validación de tecnologías para la descontaminación de aguas, en el contexto del desarrollo del cuarto informe de vigilancia tecnológica.

Profesionales de la Unidad de Vigilancia Tecnológica “Piensa O’Higgins”, visitaron a Patricio Pérez Jopia, jefe de producción de la Escuela Agrícola San Vicente de Paul, para conocer el programa de validación de tecnologías para la descontaminación de aguas destinadas al riego de hortalizas y frutales, que se ejecuta en la institución.

“Queríamos conocer la experiencia en la implementación y mantención de estos sistemas, en el contexto del desarrollo del cuarto informe de vigilancia tecnológica – Tecnologías de descontaminación de aguas – en que actualmente estamos trabajando como unidad. En esta visita pudimos revisar aspectos claves como costos de operación, problemas técnicos y soluciones que se han producido desde la puesta en marcha del proyecto”, comentó Gastón Leiva, coordinador técnico de “Piensa O’Higgins”.

El programa de validación de tecnologías para la descontaminación de aguas por coliformes fecales, instalado en la Escuela Agrícola San Vicente de Paul tiene por objetivo buscar alternativas que permitan limpiar las aguas de la contaminación biológica que se produce en el trayecto de origen a destino del Río Cachapoal.

“La realidad es que hay muchas fuentes de contaminación – especialmente con coliformes fecales- provenientes de alcantarillados o de uso de aguas servidas y que son vertidas en acequias, en canales o en el río. La única alternativa para producir una agricultura sana y limpia, era buscar alguna alternativa que nos permitiera limpiar estas aguas. Se evaluaron tres opciones: microfiltros, el ozono y los rayos ultravioletas, éstos últimos logran mitigar completamente la contaminación, en algunas ocasiones trabajamos con muestras de 13 mil coliformes fecales por 100 cm³ de agua y fueron limpiadas a cero con el tratamiento, por lo tanto, nos da la seguridad de que esta metodología es la que más se adecua a las necesidades de los agricultores que quieran realizar agricultura con hortalizas de hoja”, explicó Patricio Pérez Jopia.

FOTO2

Patricio Pérez Jopia, jefe de producción de la Escuela Agrícola San Vicente de Paul; Gastón Leiva, coordinador técnico de “Piensa O’Higgins” y Ximena Guzmán, directora de la Unión Nacional de la Agricultura Nacional Campesina.

Los profesionales de “Piensa O’Higgins” invitaron a ser parte de esta experiencia a Ximena Guzmán, directora de la Unión Nacional de la Agricultura Nacional Campesina (UNAF), quien mostró mucho entusiasmo tanto en el funcionamiento de la Escuela como del proyecto de descontaminación de aguas “La UNAF está trabajando para fomentar la asociatividad y cooperativismo, trabajo conjunto con jóvenes que estén vinculados a la agricultura familiar y principalmente a los colegios agrícolas porque son ellos los que le están dando las herramientas para que se desarrollen en esa área, por eso para nosotros es muy importante ver esta experiencia y saber que un colegio puede ser sustentable en el tiempo. Este es un ejemplo a seguir”, sentenció la dirigenta.

Durante la visita, Patricio Pérez también destacó que la escuela tomó la opción de enseñar en educación ambiental de la más alta calidad a sus alumnos y aprovechó de mostrar diversos proyectos que forman parte de la formación de los estudiantes en esta área: senderos ecológicos, vivero de plantas nativas, uso de energías renovables no convencionales, captura de agua de la humedad relativa del aire, producción de lombricultura, compost y biodigestores, entre otros.

El informe “Tecnologías de descontaminación de aguas” que está siendo desarrollado por los profesionales de “Piensa O’Higgins”, buscará tecnologías a nivel mundial para el tratamiento y/o descontaminación de aguas dentro de los predios, y adicionalmente detectará tecnologías para la prevención de la contaminación de éstas.

La Unidad de Vigilancia Tecnológica, estudio ejecutado por la Corporación del Libertador y financiado a través del fondo de Innovación para la competitividad del Gobierno Regional de O’Higgins y su Consejo Regional, busca ayudar a las micro, pequeñas y medianas empresas a acceder a información clave para poder tomar decisiones con menor riesgo. A la fecha ya se han entregado dos informes: Energía geotérmica de muy baja entalpía y Control orgánico de plagas y enfermedades.

About The Author
Elisa Henriquez

About The Author

Articulos Relacionados