Se realizan muestreos para estudio que permitiría darle valor a descartes hortofrutícolas de la región

Se realizan muestreos para estudio que permitiría darle valor a descartes hortofrutícolas de la región

Profesionales recolectan muestras de distintas comunas de las tres provincias, las que son analizadas para crear nuevas oportunidades de negocios en alimentos funcionales con frutas u hortalizas que no son utilizadas y generalmente se pierden en las parcelas o son quemados.

La semana pasada, el equipo técnico del proyecto Transferencia Investigación Oportunidades de Negocios en Alimentos Funcionales realizó muestreos de descartes de diversas especies hortofrutícolas en la Región, visitando a pequeños y medianos agricultores, recolectando ciruelas, tomates y pomelos en las comunas de Rengo, Graneros, Placilla, San Vicente de Tagua Tagua, Pichidegua, Peumo y Las Cabras.

El Estudio, ejecutado por la Corporación del Libertador y financiado a través del fondo de Innovación para la competitividad del Gobierno Regional de O’Higgins y su consejo Regional, que busca darle valor a compuestos que se encuentran en descartes frutícolas de la Región de O`Higgins, frutas u hortalizas que no son utilizadas y generalmente se transforman en desechos o son quemadas por los agricultores- está siendo desarrollado por un equipo multidisciplinario de la Corporación del Libertador, en conjunto con profesionales del NBC, centro perteneciente a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Este es el cuarto muestreo realizado por el proyecto. Durante la primera recolección, realizada en agosto, se recogieron cebollas, alperujo de aceite de oliva y quínoa en Chépica, Nancagua, Paredones, Pumanque, Marchigüe, Peralillo y Lolol. En octubre se recolectaron tomates, zapallos, maíz, naranjas y cerezas en comunas como Santa Cruz, Chimbarongo, Quinta de Tilcoco y Machalí. Mientras que, en diciembre, las especies muestreadas fueron cerezas maduras, arándanos, pomelos, peras y naranjas, en la comuna de Codegua, entre otras.

Los productores que han colaborado con sus frutas o verduras en este proceso se han mostrado muy entusiasmados ante la posibilidad de darle un valor agregado a sus descartes “a través de este proyecto me interesa que se me entregue una buena asesoría para poder sacarle el provecho que no le saco ahora a mi producción, este año tengo 7.000 plantas de tomate y los vendo en Lo Valledor, estimo que pierdo cerca de $2 millones por cosecha sólo en descartes” comentó Juan Carlos Maturana, agricultor de San Vicente de Tagua Tagua.

Por su parte, Ricardo Morales, productor de tomates y maíz en Rengo, explicó “desperdicio aproximadamente el 25% de mi producción de tomates y se los doy a las vacas. Estoy muy interesado en ver el resultado de este estudio, sería ideal no perder estos descartes, espero que esta iniciativa siga y que nos vaya bien”.

Los profesionales del proyecto llevan las muestras al Núcleo de Biotecnología de Curauma donde realizan estudios de laboratorio de análisis proximal (humedad, proteínas, lípidos, cenizas, hidratos de carbono y energía, fibra dietética total, etc.) en los productos recolectados en busca de compuestos como: antioxidantes, betacarotenos, ácidos grasos, etc.

About The Author
Elisa Henriquez

About The Author

Articulos Relacionados